Las pymes son la mayoría del tejido empresarial, ocupan a más del 60% de trabajadores y son la principal fuente de generación de empleo.
Lamentablemente se crean cada año miles de pequeñas empresas con gran esfuerzo e ilusión pero la mayoría no superan los tres años de vida. Las empresas necesitan mucha ayuda, no solo para crearse, sino para poder consolidarse ya que los errores al principio pueden ser irreparables. Las pymes ofrecen la ventaja que sus trabajadores suelen estar más implicados que en las grandes empresas y tienen gran flexibilidad para adaptarse a los cambios y de especializarse. No obstante, sus recursos son escasos. Por eso MIESES dirige sus esfuerzos a ellas en alianza con sus asociaciones empresariales para facilitar la implantación de buenas prácticas de gestión.
Por otra parte, las empresas de la Economía social con su espíritu de cooperación son esenciales para resolver necesidades esenciales de la sociedad y generar riqueza e igualdad. Ya contribuyen a más del 10% del PIB y generarán y absorberán el empleo que las empresas de la economía de marcado no puedan generar. Ejercen una gran labor de inserción laboral de personas con dificultades. Por eso requieren de apoyo de la Administración y de la sociedad. Las empresas de la Economía social y de Mercado deben apoyarse entre si para el bien de todos.
La visión de empresarios, trabajadores y expertos nos ayudarán a entender los secretos del éxito en los procesos de cambio..